viernes, 19 de abril de 2013

de embriaguez, locura y pasión










el sabor agridulce de una copa de vino
se desliza por mis labios
y la embriaguez distorsiona los sentidos.

Mientras la noche se despliega inmensa en la oscuridad

me acuno en un  vago sueño
y el desvelo se hace vigía en espera de tu latido.

Tu figura se forma  y deforma ante mis ojos
trayendo contigo un sublime deseo
y me abandono en el sentir


mientras la locura momentánea de esta embriaguez 
sigue distorsionando mis sentidos
y el sabor agridulce de este  vino
se vuelve deslizar por mis labios

a mordaza te grito

te pienso, te sueño , te siento 
tu ausencia  forma  ecos de silencio
incoherencias se entrelazan
en un agudo gemido


el amanecer
trae consigo la sensatez perdida
tu recuerdo difuso de la pasada noche
se hace ahora distante

y tu sonrisa oculta 
sigue siendo
tesoro escondido al final de mi arcoiris....







7 COMENTARIOS:

MAJECARMU dijo...

Cecylya,nos dejas un poema evocador,pasional y sentido...Una copa de vino nos puede hacer tocar el cielo o el infierno del recuerdo...
Tú logras soñar y acercar en la distancia al ser amado,que te deja una sonrisa de esperanza...La sincronía existe,quizá él también te recordaba en ese instante,amiga...Y esa sonrisa era real...
Mi felicitación y mi abrazo por tu bello y sugerente poema.
Feliz fin de semana,compañera.
M.Jesús

BATOOSAHI dijo...

Un precioso poema con mucho sentimiento, encantadores versos.
Buen fin de semana.

sabores compartidos dijo...

La verdad es que los sueños son siempre fuente de inspiración ya que somos libres de sentir lo que queramos sin que nos pongan barreras
Bello poema niña
un besote

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hello. And Bye.

Johnson Ulises dijo...

Estiro la mano, con el deseo de tocar un sueño inmortal que es mio, el mismo de todos los otros. La copa esta helada, tan fina que no puedo verla, el vino parece flotar, levitando hacia mis labios, lo vierto en mi boca temblorosa, anhelante, atenazada de miedo ante la posibilidad de constatar la inexistencia del otro lado, el liquido entra en mi, deslizándose por la garganta, quemándome las entrañas. Veo caer el cristal hacia el abismo que se abre bajo mis pies, pero se detiene a la altura del vientre y el mundo gira, las paredes se estiran hasta distorsionarse y desaparecer, no veo nada aun con los ojos abiertos, estoy ciega, el pánico me desintegra la carne, disgregándome en millones de partículas, el viento de la sincronía me desplaza impotente a través de eones de mentes acechantes. De pronto la nube de átomos se detiene y me recompongo en cuerpo, enfundándome de nuevo en mi misma y en algo mas, delante mio veo una figura que conozco, con la que estoy por primera vez, me habla y su voz me envuelve, con una frase me transmite su alma. Ya no tengo miedo, no va a romperse en pedazos si le toco, con las manos abiertas, estiro los brazos y acaricio su pecho contenedor, en su interior puedo escuchar mi corazón, en el mio el suyo. No es un sueño del que despertar, es un mundo del que no regresare, es la tierra construida con la fuerza cósmica del deseo.

Cecylya dijo...

Wow!....me dejas sin palabras...tanto que me aturde no saber que escribir...plasmas un sentimiento que sentí tan vivo en ese minuto con una facilidad y elocuencia...tienes ese Don del que yo carezco...gracias por este comentario!